La vida es bella

La vida es bella

viernes, 31 de julio de 2009

!No me olvides!



Dios mío…

ayúdame a decir la palabra de verdad en la cara de los fuertes, y a no mentir para congraciarme con el aplauso de lo débiles.

Si me das dinero, no tomes mi felicidad, y si me das fuerza, no quites mi raciocinio.

Si me das éxito, no me quites la humildad, si me das humildad no quites mi dignidad.

Ayúdame a conocer la otra cara de la imagen, y no me dejes acusar a mis adversarios, tachándole de traidores porque no comparten mi criterio.

Enséñame amar a los otros como me amo a mi mismo, y a juzgarme como hago con los demás.

No me dejes embriagar con el éxito cuando lo logre, ni desesperarme si fracaso. Más bien hazme siempre recordar que el fracaso es la prueba que antecede al éxito.

Enséñame….

que la tolerancia es el más alto grado de la fuerza y que el deseo de venganza es la primera manifestación de debilidad.

Si me despojas del dinero, déjame la esperanza, y si me despojas del éxito, déjame la fuerza de voluntad para poder vencer el fracaso.

Si me despojas del don de la salud, déjame la gracia de la fe.

Si hago daño a la gente, dame la fuerza de la disculpa, y si la gente me hace daño, dame la fuerza del perdón y la clemencia.

Dios mió…. Si te olvido………. ¡No me olvides!

Amén.

jueves, 30 de julio de 2009

Siempre florece


'De un "problema" siempre florece una oportunidad'



Espe.

miércoles, 29 de julio de 2009

Tus ojos tienen algo


Tus ojos tienen algo de lo que nunca llega,
distantes, infinitos, profundos como el mar,
de luz inaccesible como de niña ciega,
de barco sin regreso queriendo regresar.

Tus ojos tienen algo de lo que no se ha ido,
de lo que está más cerca de lo que en uno está,
de casi preguntarme: ¿Que cosa es el olvido?,
y de seguir amando cuando el amor se va…

Tus ojos tienen algo de júbilo y de llanto,
de acaso y de más nunca, de siempre y de jamás,
de nada haber querido y haber querido tanto,
así como se quiere cuando se quiere más…

Con ellos me confundo, sin ellos nada valgo;
me dan puerto y navio, sosiego y tempestad,
y huyendo a mis ojos tus ojos tienen algo
de ser un poco buenos con algo de maldad.

Tus ojos tienen algo de angustia marinera,
de mástiles que vuelven y azules que se van.
¡Quisiera andar en ellos viviendo mi quimera
y a bordo de los sueños sentirme capitán!...

Ernesto Luís Rodríguez
Venezolano

viernes, 24 de julio de 2009

Un año más esclavizada a la vida


Habiendo podido escoger en libertad las esclavitudes en que vivo día a día hoy, mis más grande y gratificantes esclavitudes son:

* Compartir mi vida con los seres que amo y me aman, con mis compañeros y amistades.

* Practicar la doctrina de fe en que me costo creer, pero ahora creo por convicción, me llena, me satisface, me complace y me conforta.

* Realizar mis labores con el mayor disfrute que él me brinda.

* Amar a mi país.

* Realizar cada acto y actitud con la mejor disposición y un granito de amor.

Gracias Dios mío y virgen querida por estar siempre pendiente de mi en cada día de mi inexorable e inesperado existir y gracias vida por hacerme feliz esclavizada a ti.

Espe.

miércoles, 22 de julio de 2009

Hermoso


"Nunca se debe decir nunca, ni tampoco se debe decir siempre, pero hoy yo le pido a Dios que te bendiga como nunca y te cuide como siempre"





- de parte de Jaqueline, una amiga de por vida.

Una año más de vida


"Un año más de vida es como un pétalo más que se abre a la luz de la vida para disfrutar de su esplendor."


Espe.

sábado, 18 de julio de 2009

Hay tantas cosas


"Hay tantas cosas mediocres en este mundo, que no debemos permitir que el amor lo sea también"


*

viernes, 17 de julio de 2009

Glosa del amor intransigente


Te quiero porque te quiero,
te amor porque te amo,
y mucho mas te quisiera
si no te quisiera tanto.

Que todo el mundo lo diga,
que la perdiz lo reproche,
que lo enlucere la noche
y el arenal lo maldiga;
que lo dialoguen la espiga
y el girasol mañanero;
que el espinito señero
se lo suspire a la senda.
Deja que nadie comprenda;
¡Te quiero porque te quiero!

Que el cigarrón lo comente,
que lo salpique la ola,
que la engreída soisola
por el rastrojo lo cuente;
que el remolino impaciente
lo eleve como un reclamo;
que el aire donde te llamo
sobre la rosa lo espine.
Deja que el odio camine.
¡Te amo porque te amo!

Que el alba sobre el corozo
como un denuncio lo escriba;
que todo el llano de arriba
lo azule dentro del pozo…
Diles que amar es retozo
de luna en agua viajera;
que si olvidarte pudiera,
como las sombras al día,
más corazón te daría
y mucho mas te quisiera.

Que la llovizna lo alfombre
de luces en el plantío;
que el humo sobre el bohío
al escucharlo se asombre…
Diles que llevo tu nombre
ceñido al pie de mi canto.
Quererte alegra mi llanto,
hace sorteria mi suerte,
y no quisiera quererte
si no te quisiera tanto.



Ernesto Luis Rodríguez
Venezolano

Glosa del amor multiplicado


El amor le toca a uno
si se divide entre dos.
Cuando conmigo lo sumas,
se multiplica en amor.

Amor de marzo y chicharra
por los caminos del llano;
amor tender la mano
donde tu mano se amarra;
amor de pulso y guitarra
cuando tus coplas reúno;
amor que contigo enluno,
amor que mi fe comparte,
porque del solo mirarte
el amor le toca a uno.

Tu sigues siendo tan mía
como del rumbo la huella.
vive en el pozo la estrella
desde su azul lejanía…
Si tú te vas algún día,
voy a quedarme sin Dios;
más no te iras de mi voz
ni del doliente latido,
porque es mayor el olvido
si se divide entre dos.

Amor que en mi piel se fija
y que de ti no se aparta;
de ayer recibí tu carta
y hoy te mando mi sortija
amor de andar sin cobija
porque hasta el frío perfumas;
amor sobre las espumas;
amor del agua sedienta,
por todas partes aumenta
cuando conmigo la sumas.

Amor de espiga y rocío;
amor de sombra y cocuyo;
amor como el mío y tuyo,
donde no cabe el hastío;
amor como el tuyo y mío
es veinte veces mayor…
y cuando vivo el rumor
de tus rosales en fiesta,
lo que en olvido se resta
¡Se multiplica en amor!
Ernesto Luis Rodríguez
Venezolano

Romancillo para mi niña


Eres la vida cantando
de la sonrisa a los pies;
la de mi claro alborozo,
la del color de mi fe,
la que me vuelve suspiros
como quien va a florecer,
la de la dulce mirada
que representa mi ley,
la de mil veces amarte
por sólo verte una vez;
la del estero con garza,
la del retoño sin sed,
la de los pozos llovidos
donde los cielos se ven;
la del humito caliente
que hace volar el café;
la del novillo en el lazo,
la del pescado en la red,
la del joropo enlunado
para que salten los pies.

Eres la lluvia cantando
sobre el país de merey;
la de la palma con aire,
la del amor sin desdén,
la que se pega a mi vida
como el lucero al jaguey
y que mis penas sacude
cuando las mira crecer;
la del cantar andariego,
la del gallardo vaivén.

La que, si dichas me vende,
dichas me cobra después;
la de mi muda alegría,
la de mis voces también,
la que retoña los sueños
con el olor de su piel,
la que me vuelve suspiros
como quien va a florecer.
eres la vida cantando
de la sonrisa a los pies.





Ernesto Luis Rodríguez
Venezolano

Galeron de la negra Juana Maria


La negra Juana Maria,
pimpollo de tentación,
señera como la palma,
caliente como el fogón,
camino de los cantares
se va por mi corazón.
Tallada la piel reluce,
oliendo a puro melón,
a soga sin estrenarse,
a mango medio pintos,
a palo recién floriao,
a lluvia sobre terrón,
a hierba que se remoza
y a vino de garrafón.

El ritmo viene con ella,
con ella va la canción,
los ojos relampagueando
ceniza, llama y carbón;
los mismos de caña dulce,
el cutis de papelón;
la lengua conversadora,
sonrisa como algodón,
y lunas del mismo río
los senos en eclosión,
alegres como perdices,
maracas del llano son,
saltando porque no llevan
sostenes con almidón….

Cintura de cuatro nuevo
sonando de son a son,
al pie del arpa sacude
la canta y el camisón;
anima el contrapunteo,
apura el trago de ron,
y todo el patio llanero
le suena bajo el talón,
igual a como se escucha
la polvora en el cañon,
el látigo sobre el cuero,
el cedro en el ventarrón
y el dale que dale a pulso
la mano sobre el pilón.

La negra Juana Maria,
remanso y ensoñación,
dulcita como el guarapo,
tan agria como el limón,
va de joropo en joropo,
va de peón en peón;
chaparro cuando ventea,
pisar de caballo andón,
desprecia los amoríos,
ni pide ni da razón;
y cuando pasa bailando,
ceñida en el galerón,
su risa y el zapateo
me dan en el corazón.



Ernesto Luis Rodríguez
Venezolano




Pares o nones


Miro tus manos tranquilas
y que los pozos más claras.
¡Tan negras las paraparas
relucen cual tus pupilas!
tú las recoges. Vacilas
mientras la risa despuntas;
tu voz me tira sus puntas
y a pleno sol meridiano
cerrando toda la mano:
¿Cuantas habrá?, me preguntas.

Clavel de trémulos dones
pone a sangrar tu corpiño,
y hasta mi propio cariño
juegas al pares o nones.
Quizás te muevan razones
que confesar no has querido;
por eso al verme perdido
dices con aire señero:


Tiras mi suerte en azares
que son un grave tormento;
tus dedos cuento y recuento
y van saliéndome pares.
De dos en dos tus lunares
llevan atrás mis antojos.

Pares tus ósculos rojos
que le robé a la fortuna,
y como aljibes con luna
me dicen pares tus ojos.

Hasta los dengues sencillos
en ti son mimos ardientes,
y pues son pares tus dientes,
pares los blancos tobillos,
pares los senos saltones;
pienso por muchas razones
que tu cariño me gano.
Pero al abrirte la mano,
tu corazón dice: ¡Nones!

Ernesto Luis Rodriguez
Venezolano

jueves, 16 de julio de 2009

Tu amor


Tu amor trajo a mi vida, como el alba a la noche,
a mi libro de afectos de diamantes el broche.

Tu amor es paradoja feliz en la jornada,
pues viviendo el ocaso presiento la alborada.

Tu amor fulge en el alma luz de estrella y lucero;
es fanal de los pasos por todos los senderos.

Tu amor es el aliento de mi pobre esperanza,
manantial de ternuras, azul en lontananza.

Tu amor hace el milagro de los arrullos tiernos,
como el árbol sin hojas que visten los inviernos.

Tu amor es un compendio de ilusiones remotas,
que embellece la vida, como al mar las gaviotas.

Tu amor dará al instante final de mi camino
un perfume de flores, un rezo a mi destino.

Tu amor será arco iris, remanso de bondad,
cuando eleve mis pasos hacia la eternidad.





Luis Edgardo Ramírez
Venezolano

Imaginación infantil




¿Quieres un beso?


jajajaja...

Sembradora de amor


Sembraste con tu amor y con tus besos
una ilusión de proyección lejana,
la cima de los dulces embelesos
para mis horas grises del mañana.

Al abrigo sutil de tus caricias
vas tejiendo, con hilos hechiceros,
una urdimbre de ensueños y delicias,
donde quedan mis vuelos prisioneros.

Donde el alma se acuna aletargada,
ebria de aromas y licor divino;
una cárcel que busca en su alborada,
al percibir la luz, el peregrino.

Canto y cristal que rueda en la montaña
para llenar el íntimo vacio,
donde de gozo el corazón se baña
y surges eco del destino mío.

Cuando se apague de tu amor la llama,
porque todo en la vida es pasajero,
sucumbiré con la esperanza vana
de encontrar en las sombras un lucero.

Sólo tendré de la pasión de ahora
recuerdos y añoranzas en mi alero
y he de enviarte en destellos de la aurora
mis últimos latidos y un… ¡te quiero!





Luis Edgardo Ramírez
Venezolano

En tu ausencia


Cuando surgen los mares y montañas
cual símbolos de ausencia y lejanía,
las cosas simples y también extrañas
se van trocando en muda letanía.

Se hace la vida gris, la dicha huraña,
la incertidumbre el pan de cada día;
un pescador, sin ríos y sin caña,
resignado a esperar, sin rebeldía.

Ni un cocuyo en las sombras de la noche;
en la callada pena, sin reproche,
mi súplica se eleva como un rezo.

No prives que en sus ojos vuelva a verme,
porque siento la angustia de perderme
sin la gracia feliz de su regreso.



Luis Edgardo Ramírez
Venezolano

miércoles, 15 de julio de 2009

Soneto Rojo


Aquella noche, en que por vez primera
me hirvió la sangre al fuego de tus labios,
recorrieron tu cuerpo mis resabios
como potros salvajes, sin tranquera.

Y la turgencia de tus senos era
mudo reto a mis lúbricos antojos;
me dí en caricias, me abrasé en tus ojos
y te encendí de amor a mi manera.

Fui libando, en cada poro de tu piel,
remedo al picaflor sobre la rosa,
néctar divino de aromas y de miel.

Tu sentir palpitar tierna, ardorosa,
de amor desfallecida, feliz, fiel
a tu pasión secreta y venturosa.




Luis Edgardo Ramírez
Venezolano

martes, 14 de julio de 2009

Las palabras


"Las palabras no son para encubrir la verdad, sino para decirla"

*

domingo, 12 de julio de 2009

Punto final

"Signo que se coloca a una historia que no debió comenzar"


*

viernes, 10 de julio de 2009



"El amor se hace más grande y noble en la calamidad."

Gabriel García Márquez

jueves, 9 de julio de 2009

Una bendición


"Todo el pasado, excepto su belleza, ha desaparecido, y no queda ni rastro de él, salvo una bendición"



*

miércoles, 8 de julio de 2009

Razón y Emoción... Comunicación Efectiva



La comunicación es un proceso social fundamental, pues gracias a ella es posible la interacción de la humanidad.

Al respecto existen diversos y prestigiosos modelos que lo explican. Las personas, los estudian en los distintos niveles de educación, no obstante pareciera que aún no lo internalizan, porque es evidente como se suscitan inconvenientes en todos los órdenes, sobre todo en el ámbito empresarial, donde se podrían evitar situaciones desagradables y tergiversaciones, si sólo tratáramos de establecer una comunicación efectiva. En muchas ocasiones, los profesionales que gerencian o lideran empresas y grupos de empleados, suelen confundir comunicación con información, y eso en definitiva, afecta las relaciones entre los diferentes niveles jerárquicos e incluso en el mismo estatus laboral. Mientras que la comunicación es un diálogo, un intercambio de ideas, la información es una alocución o exposición de datos o hechos.

La comunicación efectiva está estrechamente relacionada con el éxito personal. Quien no sepa comunicarse es preso de sí mismo y hace de los demás sus carceleros, porque el ser humano precisa exteriorizar sus sentimientos, ideas, conocimientos y emociones y éstos pueden ser efectivos o no, dependiendo de la comunicación. Comunicarse con propiedad es un arte, que como toda disciplina, amerita de motivación, constancia y sobre todo compromiso por mejorar cada día.

Si queremos comunicarnos excelentemente con nuestros compañeros, amigos, supervisados y público en general, lo primero que debemos hacer es comunicarnos con nosotros mismos, saber qué queremos de nosotros y de los demás, estructurar los mensajes claros y precisos, sin alejarnos de las ideas principales, no ver a los otros según nuestro estado de ánimo y contemplar a las personas desde la llamada autopista de la luz para ver realmente lo que son, y no lo que queremos ver y no desplazar hacia nuestros interlocutores las frustraciones propias En esa comunicación interna con el propio yo, erradiquemos el famoso NO, y enfoquemos el interés en lo que SÌ deseamos obtener. La capacidad de comunicación descubre a un ser.

En este orden, la RAZÓN Y la EMOCIÓN, juegan un papel relevante para alcanzar la efectividad comunicacional, y por ello es perentorio atender algunos criterios que conduzcan a lograr este grado deseable de relación humana.

Nuestra actitud ante lo que hacemos o ejecutamos. Es importante que valoremos nuestras actividades, que nos sintamos orgullosos de nuestro desempeño, que estemos consciente del valor de nuestro aporte, porque de esa manera se fortalece la autoestima y la motivación, lo cual incide en la emotiva comunicación, en un mejor nivel de aceptación, entusiasmo y pro actividad.

Vestirse de luz nos hace brillar. Esto se relaciona con nuestro ánimo, con la apariencia personal, esos detalles a veces insignificantes, que marcan la diferencia en los resultados. Es la llamada conveniencia de la ocasión. Se pierde o se gana simpatía, se genera o se mengua la confiabilidad dependiendo de cómo nos comuniquemos. La personalidad impacta.

La calidad y profundidad de lo que decimos. Está referido a la consciente intencionalidad de lo que deseamos expresar, porque el modo de decir algo, es tan importante como lo que decimos, ya que las palabras marcan diferencias significativas de acuerdo con el énfasis o intención en la pronunciación. En este sentido los gestos y expresiones no verbales también son determinantes en las disímiles reacciones de los interlocutores. Muchas veces se pronuncia un sí, pero los gestos y actitudes dicen no, dando esto lugar a las incongruencias comunicativas, factor detonante de las inadecuadas relaciones interpersonales.

En síntesis, cuando somos lo que comunicamos, y lo hacemos con autenticidad tomando en cuenta la razón y la emoción, entonces obtendremos crédito y solvencia personal.

Cambiando nuestras concepciones internas, cambiará nuestro estado emocional y en consecuencia seremos mejores comunicadores.



Hay que sembrarlo


"El bien hay que sembrarlo, como se siembra el trigo; con el trigo se hace el pan y con el bien, el amigo."


*

Honestidad


"La honestidad renace cuando se descose la razón y se retoca con el amor."



-Espe.

martes, 7 de julio de 2009

Mas encantadoras


"Las ilusiones son más encantadoras cuando van tomadas de la mano con la realidad"



-Espe.

¡Imponiendo!


Fragilidad


"Fragilidad, su nombre es mujer"


*

lunes, 6 de julio de 2009

Aun cuando los ignores


"Los hechos no dejan de existir aun cuando los ignores"


*

¿Será?


Con que cara los gobierno que apoyan al gobierno Venezolano y hasta el mismo gobierno Venezolano que juzgan al actual gobierno de Honduras en su actuar con el pueblo Hondureños que manifiesta y realiza protestas pro-Zelaya cuando en Venezuela se ha tratado de igual manera y hasta peor al pueblo Venezolano que ha manifestado y protestado de forma opositora al gobierno Chavista-Revolucionario.

¿Será que no tienen vergüenza? ó será mejor decir que: ¿Se basan en una creencia que se contradice o es que tienen una doble cara o una moral de conveniencia o todas juntas?


jueves, 2 de julio de 2009

Morena


Más que el color de la rosa,
más que el frescos de la brisa,
me cautiva tu sonrisa
y tu mirada piadosa.
Al contemplarte, graciosa,
caminar por el sendero
te sale al paso un te quiero
que se me escapa del pecho;
y te persigo, te acecho,
por este amor que me muero.

Todo lo bello del mundo
se encierra en ti, morenita;
por tus encantos mi cuita
y este cariño profundo.
no tengo paz un segundo
cuando te encuentras ausente;
aunque murmure la gente,
no puedo acallar mi pena,
ni hacer la angustia serena,
¡si hay un volcán en mi mente…!

Temblor de pichón herido
tienen tus senos traviesos,
y en la gloria de tus besos
de mis anhelos el nido.
En tus pupilas, dormido,
cálido mar de ternuras,
lenitivo de amarguras,
rocio de la esperanza,
donde nace la confianza
de curar mis desventuras.

Cómo padezco por verte,
enamorada, en mis brazos,
para entregarte a pedazos
el corazón y mi suerte.
Como quisiera tenerte,
en una noche de luna,
sin vestidura ninguna
que oculte lo que presiento,
para que pregone el viento
¡lo inmenso de mi fortuna!



Luis Edgardo Ramirez
Venezolano

Besos




En la luz de las estrellas,
en la niebla mañanera,

en las sombras de la noche,
en la brisa que te envuelve,

en la voz que te acaricia,
en el agua que te baña,

¡te envío besos, besos, besos,
un diluvio de besos…!

en el aire que respiras,
en el canto que te arrulla,

en el rouge para tus labios,
en la prisa de tu pulso,

en el sol que te despierta,
en la flor que te perfuma,

cuando ríes, cuando lloras,
cuando sufres, cuando cantas.

¡te envío besos, besos, besos
un diluvio de besos…!

en la seda del corpiño,
en las sábanas del lecho.

en la túnica que ciñes,
en el fuego de tu sangre,

en las ansias que te abrasan
y el deseo que te inquieta,

por las noches, por el día,
donde estés, adonde vayas,

¡te envío besos, besos, besos,
un diluvio de besos…!



Luis Edgardo Ramirez
Venezolano

Amor


Te vi,
te amé,
callé,
sufrí.

Lloré,
sentí,
morí,
recé.

Con fe,
dolor,
se fue.

Por fin,
amor,
carmín.

Luis Edgardo Ramirez
Venezolano

Ausencia


Aunque jamás mi corazón abriga
miedo al dolor ni se rindió al quebranto,
hay una herida en mi alma que me obliga
a humedecer mis parpados en llanto.

¡Que débil soy! En vano he procurado
callar la voz que en mi interior resuena;
esa voz de las tumbas que ha brotado
en una noche de recuerdos llena.

¿Te acuerdas de esa noche? Conmovida
me mirabas, hablando de ventura,
y borradas del libro de mi vida
con tus besos las hojas de amargura.

¿Te acuerdas? ¡Cuantas ilusiones bellas
formaron la luz de nuestro anhelo!
¡Cuantas frases oyeron las estrellas
sonar cruzando la extensión del cielo!

Solos los dos, amándonos ardientes,
sin más testigos que la blanca luna,
que alumbraba, bañando nuestras frentes,
dos existencias palpitando en una.

Amándonos los dos con la creencia
de nunca separarnos en el mundo,
sin esta tempestad en la conciencia
que torna en llanto nuestro amor profundo.

De aquella noche que dejó en nuestra alma
una historia de amor y desvaríos,
parece hoy que la atmósfera de calma
vuelve a juntar tu corazón y el mío.

Me acuerdo de las nubes azuladas
en el brillante cielo suspendidas,
de tus horas lentas campanadas,
de tus promesas dulces y queridas.

Me acuerdo de tu aliento soberano,
que abrasaba mis labios con su fuego,
y de tu mano que estrechó mi mano
como queriendo contestar a un ruego.

Y hoy, ausentes, sin versos, sin que pueda
oír tu voz ni contemplar tus gracias,
sin enjugar la lágrima que rueda
de cada una de todas mis desgracias.

¡Ay! Ven; que rompa tu pasión los velos
que hoy nos apartan, y mi angustia cese;
ven, yo haré de cada astro de los cielos
un ángel que te cuide y que te bese.

No consientas que sufra; yo te llamo;
ven a alumbrar mi lóbrega existencia;
tú sabes que soy tuyo, y que te amo
como él único Dios de mi conciencia.

Tú, la amorosa y única testigo
de mi honda pena y de mi suerte impía,
ven, porque sufro; ven, y halle contigo
dulce consuelo en la desgracia mía.

La flor de nuestro amor guarda en su broche
un mundo de pasión y bienandanza;
ven, y encendamos como aquella noche
un nuevo astro de amor y de esperanza.

Juan de Dios Peza
Mexicano

Arréglese



"Arréglese al estado como se conduce a la familia,
con autoridad, competencia y buen ejemplo."

- Confucio

miércoles, 1 de julio de 2009

Se desvanece


"La ira es el huracán que oscurece los pensamientos y desvanece los sentimientos"
- Espe


Prohibido


"La libertad no puede ser concedida graciosamente;
tiene que ser conquistada gloriosamente."

- Max Stirner