La vida es bella

La vida es bella

martes, 10 de abril de 2018

La distancia y el tiempo




Tocas a mi puerta, y te digo, si te digo,

Si te digo que estaba pensandote, no te miento,
Si te digo que estaba recordandote, no te miento,
Si te digo que eres ese grato recuerdo, no te miento.

Te mentiria si te digo que no te pienso, ni te extraño, ni eres ese grato recuerdo que no quiero olvidar.

Recuerdo nuestras risas, nuestras charlas, nuestros juegos, nuestros deseos que abarcaban todos nuestros tiempos juntos, como no extrañarlos, como no pensarlos si fuistes ese con el único que pude ser esa que siempre quise ser.

Pero la distancia y el tiempo harán lo suyo, y nos convertiremos en esos que quisimos ser y no fuimos.

Espe


viernes, 29 de diciembre de 2017

Mis mosqueteros

Si Dios m dio un privilegio y una gran bendición fueron y son total y absolutamente, mis hijos! Mis amigos, mis amores, en las buenas, en las malas y mas en las mas malas, mis soportes, mis motores, mis ganas de vivir, mis ganas de seguir y de luchar para salir de las adversidades, en la cercanía y en la distancía, me corrigen, los corrijo, me apoyan, los apoyo, me ayudan, los ayudo, mis motores, en disgustos y alegrias, entre risas y llantos, muchas muchas mas risas que llantos, entre jodas y bromas, entre seriedad, silencios y palabras.
Hoy día que casi se culmina el 2017 y casi comienza el 2018 con sus expectativas y sus páginas en blanco, puedo sentirme en paz y feliz porq puedo decir que cada esfuerzo, tiempo dedicado, sacrificio, disgusto y amor que les dedique siento con toda certeza que valió 100% la pena, son los que me conocen y me aceptan tal cual como soy y yo a ellos, en los que confío y en mi confían, mis mosqueteros, mis todos para uno y uno para todos!
Que Dios permita que en este 2018 que vislumbra su llegada permita que podamos estar de nuevo todos juntos aunque no revueltos y entre abrazos y compartires podamos de nuevo vivir la alegria de nuestra compañía aunque sea por poco tiempo.


miércoles, 27 de diciembre de 2017

En tiempos de




Ya a mi edad mas que vivida y bien vivida, con sufrimientos, tristezas, alegrias y felicidad, con errores y aciertos, con aprendizajes duros y suaves, con altos y bajos, con amor y desamor, con Dios y la virgen siempre presente, y el tiempo que con su incansable e indetenible tic tac, nuestro gran revelador en la vida, me ha enseñado que por más dificil, triste o dura que la situación esté siempre será mejor vender pañuelos, porque las lagrimas a pesar que son un gran desahogo, incluso necesario, no solucionan nada y si nos enfrascamos en ellas nos empañan tanto la vista que nos imposibilitan ver un lindo nuevo amanecer que nos brinda la vida con oportunidades que ni nosotros mismos ni nos imaginamos.

Así que con uno no nos queda otra que secarnos las lágrimas y con los demás, a seguir vendiendo pañuelos.

Espe.

domingo, 10 de diciembre de 2017

Sombras del amor


Cuando se tiene la certeza que es y que así siempre lo espere sin imclusive yo sin esperarlo y saberlo ha llegado a mi él, el amor de mis dias y mis noches, el amor en las diversiones y en las discusiones, así de simple tal cual como es él y asi de simple como soy yo, ese que nunca quieres dejar ir, ese que aunque nunca conociste pareciera que siempre estuvo.
El es él, como me encanta, tal cual, en su luz y en su sombra.

Espe.




martes, 5 de diciembre de 2017

sábado, 2 de diciembre de 2017

Empezando de nuevo


Una raya negra gruesa que cubra de extremo a extremo, firme y extensa, 
una raya negra que divida un antes y un después, 
una raya negra que separe sine qua non un pasado de un presente con su futuro imprevisto, 
una raya negra que no permita bajo ningún motivo que lo pasado se mezcle con el presente encantador y con su futuro prometedor, 
una raya negra que permita dejar allí ese pasado lleno de aprendizajes, de experiencias, de sentimientos y pensamientos a la vista como fue y se escribió, en esas líneas que dicen mucho y poco a la vez, en ese libro de la vida que uno va llenando y va llevando debajo del brazo a donde quiera que uno va y se va escribiendo día a día en sus hojas imborrables, 
una raya negra que solo diga al final,
¡Empezando de nuevo!.


Espe.