La vida es bella

La vida es bella

jueves, 21 de mayo de 2009

Milagrosamente


No me mires nunca si me sabes muerto,
porque estoy cansado de la pena mía,
y al mirar sereno de tus ojos bellos,
¡milagrosamente resucitaría!

No me beses nunca si me vieras muerto,
pues tu boca roja fue mi peor herida,
y si me besaras como yo te siento,
¡milagrosamente resucitaría!

No me llores nunca cuando ya esté muerto,
porque estaré viendo cielos de armonía,
y si me lloraras de arrepentimiento,
¡milagrosamente resucitaría!

No me llames nunca si me sabes muerto,
porque ya habré entrado a la postrer guardia,
y si tu me sueñas, por Dios lo presiento,
¡milagrosamente resucitaría!

Nunca me recuerdes si me sabes muerto,
demasiado tiempo me quisiste un día…
Si me recordaras en tu pensamiento,
¡milagrosamente resucitaría!

Enrique P. Maroni
Argentino

No hay comentarios: