La vida es bella

La vida es bella

domingo, 8 de marzo de 2009

Alma mía, no delires



Alma mía, no delires,
ni suspires de dolor,
que posees en el cielo,
tu consuelo, Tu Señor.

Jesucristo, del pecado
te ha librado en la cruz;
y derrama sobre el alma
gozo, calma, paz y luz.

Él conoce tu conciencia,
tu dolencia y frenesí,
y con ansia te bendice
y te dice: ¡Ven a Mi!

No más llanto, no más penas;
tus cadenas romperás,
y en el seno de tu dueño,
dulce sueño dormiras.



Autor desconocido

2 comentarios:

karem dijo...

se que esta es una cancion, si pudiera, me facilitaria el nombre del autor (a).
es que siento curiosidad por saber quien es.

Esperanza Chacón dijo...

Según es anónimo.